subscribe: Posts | Comments

¿Quiénes somos?

La Casa Familia Marcelino Pan y Vino fue fundada por un grupo de educadores populares en 1992, promovido de manera principal por Mario Vidori, un misionero laico proveniente de Lurate Caccivio (Como, Italia).

La Casa Familia es una propuesta que hace parte  del Proyecto Amigo. Su meta es promover la educación de los niños y adolescentes trabajadores, llamados NATs (niños, niñas y adolescentes trabajadores), a través de una pedagogía basada en el contexto, s necesidades, requerimientos y  propuestas de los NATs. Se espera contribuir en el desarrollo de  sus habilidades y capacidades, tanto individuales como comunitarias, para que puedan hacer efectivo su protagonismo social.

La Casa Familia Marcelino Pan y Vino está ubicada en el distrito de Huamachuco, Provincia de Sánchez Carrión,  al norte de los Andes Peruanos,  a 3,200 metros  sobre el nivel del mar. Es un  territorio de gran valor histórico, cultural, y social , pero  totalmente olvidado por el Estado.  Huamachuco crece como ciudad principal dentro de la provincia, pero en sus afueras la mayoría de la población vive en extrema pobreza.  La condición de la niñez es critica: 73% de niños entre 6 y 9 años sufren de desnutrición y el promedio de mortandad es del 45% entre los recién nacidos, eso, sin calcular los que no alcanzan a nacer. La mayoría de las familias son campesinas, basadas en 5 miembros como promedio. Usualmente, los ingresos familiares no bastan para cubrir las necesidades básicas, así que muchos niños y niñas deben iniciar a trabajar  a temprana edad, desde los  6 años, lo que significa que cerca del 10% de los menores en la provincia de Huamachuco trabajan. Casa  Marcelino  ha nacido para estar próximo  a los niños, niñas y adolescentes trabajadores, así como a quienes   viven en situación de la pobreza y condiciones peligrosas.

Marcelino Pan y Vino en Italia

Después de más de diez años de apoyo a los proyectos de Mario Vidori, se ha constituido la asociación “Proyecto Amigo Marcelino Pan y Vino Onlus”. Entre los objetivos principales de la asociación están también los de sostenimiento económico a los proyectos. Una forma de ayuda propuesta es el sostenimiento a distancia de los niños y adolescentes trabajadores del Marcelino.